Psichiatria

Ataques de Pánico

Curar los ataques de pánico

shapeimage_1En la provincia de Milán póngase en contacto con un psiquiatra experto para el tratamiento en caso de ataques de pánico.

¡Recuerde que la cura es el primer paso! Los ataques de pánico son uno de los trastornos psiquiátricos más comunes. El paciente que sufre de pánico es generalmente joven, entre 15 y 30 años, y es principalmente mujer, de hecho, la relación es de 2/3 mujeres por cada hombre.

Quien diagnóstica los ataques de pánico debe ser un médico, incluso mejor un psiquiatra.

 

Contacte a un especialista cuando:

  • Esté convencido de tener una enfermedad física grave (por ejemplo, enfermedades del corazón, cáncer, etc …)
  • Miedo resultante de la anticipación de un evento o situación de amenaza real o imaginaria, que pueda perjudicar el funcionamiento físico y psicológico.
  • Miedo de que de repente el ataque de pánico pueda ocurrir de nuevo.
  • Abuso de alcohol o drogas (ansiolíticos) para evitar los síntomas de ansiedad.

 

Quien conoce el miedo es consciente de que dá una serie de sensaciones físicas, como la taquicardia, sudoración, sensación de opresión o disnea. De hecho, el ataque de pánico conduce a una activación masiva del sistema nervioso autónomo, que produce las sensaciones del miedo. La sensación es parecida al terror; es incontrolable y se concentra en un período de tiempo muy corto.

 

La siguiente lista nombra algunos de los síntomas neurodegenerativos y psicológicos:

  • Molestia o dolor torácico
  • Mareo o desmayo
  • Miedo a morir
  • Miedo a perder el control o muerte inminente
  • Sensación de asfixia
  • Sentimientos de separación
  • Sentimientos de irrealidad
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación
  • Sudoración, escalofrío o sofocos
  • Temblor o estremecimiento

 

Hay dos tipos de ataque de pánico. El primero se llama ataque de pánico espontáneo o inesperado, ya que viene en un momento en que no se puede predecir ni esperarlo. El comienzo de la enfermedad es por lo general a través de un ataque de pánico de forma inesperada. El segundo tipo se llama ataque de pánico situacional, ya que aparece en la situación en la que la persona tiene miedo de que el ataque pueda suceder y que se alimenta a través del miedo a tener un ataque de pánico. Hay personas que después de tener un ataque de pánico en el metro, se asustan tanto de ocurra otra vez que cuando están bajo tierra, el miedo crea las condiciones para que se pueda presentar otro ataque de pánico: es como si fuera el temor al miedo que alimenta el ataque de pánico.

 

¿Cómo curar el pánico? ¿Cómo vencer la ansiedad?

El ataque de pánico se cura con medicamentos o por medio de psicoterapia o, mejor aún, con un tratamiento combinado. Es un malestar que, si se detecta a tiempo, tiene un pronóstico excelente porque tanto los medicamentos como la psicoterapia son capaces de ayudar a la persona a sentirse mejor.

Si piensa haber sufrido un ataque de pánico, póngase en contacto con un psiquiatra experto en trastornos de ansiedad y tome cita con el fin de obtener un diagnóstico adecuado (que siempre se hace por un psiquiatra y nunca solo) o una psicoterapeuta con experiencia.

 

“La información médica y científica que se encuentra en este sito son sólo para uso informativo y no puede de ninguna manera sustituir el examen médico.”

 

**********************************************

Póngase en contacto con un especialista en lengua española:

Dra. Martina Larsen Payá

Teléfono: +39 349 169 6270

martinalarsenpaya@gmail.com

**********************************************